Estado Islámico reivindica ataque a estación de bombeo que registró 11 militares egipcios fallecidos

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este domingo a través de su órgano de propaganda, Amaq, el ataque ocurrido el sábado en el Sinaí, en el que murieron once militares egipcios.

Se trata de uno de los balances más altos registrados por las fuerzas armadas egipcias en los últimos años en su territorio.

El ataque contra una estación de bombeo hidráulica militar en la península, donde están radicadas células radicales -algunas de las cuales juraron fidelidad al grupo EI- suscitó una oleada de protestas en el extranjero.

La Unión Africana, Sudán, Estados Unidos o Francia, entre otros, denunciaron un acto “terrorista” que, según el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi, “no acabará con la determinación del país y de su ejército de cortar el mal del terrorismo de raíz”.

El ejército y la policía lanzaron en febrero de 2018 una gran operación contra el EI en la península del Sinaí.

Las fuerzas de seguridad también combaten a insurgentes radicales en el desierto occidental, entre el valle del Nilo y la frontera con Libia.

En el Sinaí, los ataques se concentran especialmente en los oleoductos y gasoductos que abastecen a Israel y Jordania.

En general, el ejército suele anunciar haber abatido a yihadistas en esa zona.

Más de un millar de yihadistas y decenas de miembros de las fuerzas de seguridad han perdido la vida desde que se inició la operación, según las cifras oficiales.

Sin embargo, no hay ningún balance de ninguna fuente independiente y los periodistas tienen prohibido el acceso al Sinaí Norte. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.