Te cuento a Carabobo: Leyenda de la Princesa Tibaire

Después de salir de misa
a la plaza me fui un rato,
era una tarde fresca
y el ambiente estaba grato

De pronto una abuelita
le comentaba a su nieta;
hoy es día de luna llena,
se cumplirá la leyenda

¿Cuál leyenda? Dice usted,
le pregunta la niñita.
¡La leyenda de Tibaire!
Le contesta la abuelita

¡Cuente, cuente! usted doñita,
enseguida le pedí.
Y la abuela sonreída
comenzó a contar así

De Tibaire la Princesa
yo escuché una leyenda,
sucedió hace mucho tiempo
justo aquí, por estas tierras

Época en que llegaron
aquellos conquistadores
y al indígena enfrentaron
por unos varios factores

Por las tierras, el poder
por temor, y por amores,
De allí surgió esta leyenda
Entre verdades y rumores

El guerrero Jirajara
llamado el Cacique Queipa,
era el padre de Tibaire,
una preciosa princesa

Ahí había otro Cacique
de nombre Guaratarí,
le gustaba la princesa,
pero nunca le dio el sí

Y Guaratairí enojado
Fue secuestró a la princesa
también secuestró a su padre,
y su intención, les confiesa

Que ella y él se casarían
En ese mismo momento,
pero estando en plena boda
se interrumpe el casamiento

Pues llegó Don Juan Fernández
un capitán español
y enfrentándose al cacique,
evitaba aquella unión

Guaratarí es derrotado
y don Juan el capitán,
con Tibaire y con su padre
se retiran del lugar

Desde allí surge el amor
entre aquellas dos figuras,
y termina en matrimonio
resguardado con venturas

A Tibaire la bautizan
de nombre cristiano, Irene
fue bajo una cruz de ceiba
y su bondad crece, y deviene

Y esa cruz de ceiba estaba
donde está hoy, la Catedral,
justo aquí al frente vuestro
no lo vayan a olvidar

¿Y qué fue de la pareja
después aquel matrimonio?
No hay detalles, no hay escritos,
solo hay un testimonio

Es Tulio Febres Cordero
que con musa nos describe
fabulando esta historia
en “La hija del Cacique”

También su imagen se usa
en cortes de hechiceros
“su poder, es liberarte
de la pasión y los celos”

Pero hay por esta calle
una bonita leyenda
que dice, que los han visto
siempre que hay luna llena

Esta calle que hoy le llaman
la avenida Urdaneta
calle marte, fue en otrora
aquí se da la leyenda

Que caminan hacia el norte
agarrados de la mano
se les ve que van felices,
como dos enamorados

Pero la gente de ahora
no conoce de esta historia,
que se pierde con los años,
que se muere en la memoria

Rescatemos las leyendas,
los relatos de ciudad.
Porque eso es lo que forma
nuestra real identidad

La abuelita se marchó
y yo me quedé pensando,
¿Cómo recrear la leyenda
en una obra de teatro?

Y me dije; de seguro
pronto la voy a recrear
con mis amigos del grupo
Travesura Cultural

Don Pío Lara

The post Te cuento a Carabobo: Leyenda de la Princesa Tibaire appeared first on El Carabobeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.