Losas deterioradas y desprendidas del Guaire preocupan a los caraqueños durante las lluvias

Losas deterioradas y desprendidas del Guaire preocupan a los caraqueños durante las lluvias

En Antímano y cerca de la carretera vieja Caracas-Los Teques, al oeste de la capital del país, Juvenal Blanco contempla con recelo el río Guaire, siempre lleno de basura y escombros. Al embaulado le faltan losas desde hace más de un año, cuenta, y la situación preocupa a los vecinos del sector, en especial durante la temporada de lluvias que en Venezuela este año se adelantó en abril.

«No se ha presentado nadie a reparar esto; lo que hacen es venir a tomar fotos. Antes venían y le hacían mantenimiento, pero desde hace años que eso no pasa; si no le meten mano rápido puede formarse una crecida un día de estos y quién sabe qué va a pasar», comentó a Efecto Cocuyo Blanco, residente en el lugar desde hace 74 años. 

José María De Viana, ingeniero civil y expresidente de Hidrocapital, explicó que el riesgo por la falta de losas no es principalmente un desbordamiento, sino la erosión y el daño a la autopista vecina al canal del río: la Francisco Fajardo (nombrada por el gobierno de Nicolás Maduro como Gran Cacique Guaicaipuro). 

«Si las placas se mueven y el río erosiona la fundación de la placa puede comprometerse la calzada de la autopista. La placa tiene dos labores fundamentales: aumentar la capacidad de conducción del río y proteger los márgenes. Cuando el río se llena de agua por las lluvias, puede que erosione el margen y esto provocaría un boquete», expresó De Viana. 

Indicó que de atajarse el problema de forma temprana la reparación es más sencilla; sin embargo, si no se atiende un buen tramo de la autopista corre riesgo. Considerando que esta es la principal arteria vial del área metropolitana de Caracas, es necesario que el Estado realice el mantenimiento correspondiente. 

En Antímano y Caricuao el desprendimiento de las losas es más evidente. Durante agosto de 2021, el presidente de la Asamblea Nacional de Representantes del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), Félix Ojeda Oropeza, alertó que las fuertes lluvias causaron graves daños a los muros protectores de la canalización del río Guaire.

“Este daño es ocasionado por las crecidas, las cuales hacen que las aguas sobrepasen la altura de los solares, que son los protectores de la canalización del cauce en las denominadas crecidas extraordinarias, y el socavamiento”, explicó entonces el ingeniero.

Trabajos incompletos

El río Guaire es el principal fluvial y canal de drenaje de Caracas, una ciudad donde conviven más de 4 millones de personas. Este nace en la confluencia de los ríos San Pedro y Macarao, en el sector Las Adjuntas. Tiene un total de 75 kilómetros de longitud, de los cuales 32,5 kilómetros están canalizados. En su paso desde Las Adjuntas hasta El Llanito recibe el aporte de 32 subcuencas, por lo que el río abarca un área de 550 kilómetros cuadrados ubicados en el Área Metropolitana.

El 23 de agosto de 2021, Néstor Reverol, vicepresidente sectorial de Obras Públicas y Servicios, informó que había maquinaria trabajando en la altura de Caricuao para reparar losas estructurales que se desprendieron por las lluvias. El proceso se extendió hasta noviembre. Sin embargo, para 2022 caraqueños denuncias de que aún hay partes sin las planchas. 

«Allí en el distribuidor de Mamera se vino parte de la calzada del Guaire que sostiene la autopista sentido Caricuao, trabajo no concluido y la maquinaria sigue ahí», denuncian usuarios en Twitter en 2022.  

El río, altamente contaminado para la fecha, no ha recibido el mantenimiento necesario desde hace años, señaló De Viana. 

«Ese canal se revisaba varias veces al año con mucha meticulosidad para ver donde podía haber problemas. Los problemas chiquitos se vuelven mucho más grandes si no se resuelven a la brevedad», explicó el profesor. 

Petare se inunda

La falta de mantenimiento en El Guaire afecta directamente a varias comunidades de Petare, que queda al otro extremo de la urbe, al este. 

«Cuando llueve y pasa los tres metros, esto se inunda todo. Hace años que no le hacen mantenimiento», explicó María Durán en el sector de Jobito. En uno de los muros del canal del río, habitantes pintaron tres rayas para medir el nivel del agua y así saber cuándo resguardar carros y cerrar las puertas. La última vez que hubo riesgo de desbordamiento en el lugar, fue durante el segundo semestre de 2021. 

Los residentes de las casas cercanas al puente Baloa indican que están prevenidos cuando el río comienza a subir. Cuentan que no han acudido a la alcaldía, pues el problema lleva años y se agotaron de solicitar respuestas de las autoridades. Así mismo, bajo el puente, algunos muros permanecen caídos desde antes de la pandemia, denuncian los petareños. 

«Cuando sube el agua, en temporada de lluvias, uno comienza a recoger la ropa, sacar los carros y tomar las precauciones. Hace años que no se inunda feo, pero uno nunca sabe. Hace diez años que no vienen a hacerle mantenimiento», expresó Javier Hernández a Efecto Cocuyo.

Las fuertes precipitaciones de abril siguen preocupando a los caraqueños, a pesar de que desde la alcaldía afirman que han tomado las medidas necesarias para minimizar las consecuencias. 

 

 

The post Losas deterioradas y desprendidas del Guaire preocupan a los caraqueños durante las lluvias appeared first on Efecto Cocuyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.