«Cuando llegué todo venía bajando: piedras y barro», cuentan los afectados por las lluvias en Catia y La Yaguara

«Cuando llegué todo venía bajando: piedras y barro», cuentan los afectados por las lluvias en Catia y La Yaguara

El techo se cayó con un estruendo y el agua inundó la casa de Gladys Lovera a las 4:00 de la madrugada del 26 de abril, en la calle real de Altavista. Un aguacero caía sobre Catia, en el municipio Libertador del Área Metropolitana de Caracas, y varios vecinos apenas podían dormir dentro de sus casas. Afuera, el lodo y la basura se acumularon hasta obstruir algunos caminos. 

«Aquello cayó y eso fue horrible. Nos paramos y nos dimos cuenta que era el techo. Primera vez que tengo esta experiencia, yo estaba temblando. Mi esposo me dio la pastilla de la tensión», contó Lovera, de 69 años, a Efecto Cocuyo. 

Las lluvias que cayeron entre el lunes y martes perjudicaron a varias familias de los sectores de Los Magallanes, La Laguna, en la carretera vieja Caracas La Guaira y en Tacagua Vieja.

Para la mañana de este 26 de abril, habitantes de esas comunidades, bomberos, funcionarios de Protección Civil y miembros de la alcaldía intentaban despejar las aceras con palas. Escaleras y pasos quedaron llenos de escombros. 

Lea también: 

Crecida de quebradas, casas anegadas y vías obstruidas dejan las lluvias en Caracas

La iglesia bajo el barro

«La lluvia trajo el pantanero. Atrás de la iglesia hay un muro de contención y eso se cayó. Al ceder ese muro se trajo todo: escombros, pantanos y vigas. La casa parroquial no sufrió daño alguno, de ahí lograron salir», expresó Jonathan Cárdenas, párroco de la iglesia Sagrada Familia de Propatria. 

Varios espacios de la iglesia se anegaron y en los alrededores se acumuló el lodo. Feligreses se apresuraron a ayudar a quitar el barro que tapaba las escaleras de la entrada del templo.

A 7 kilómetros de distancia de Catia, en La Yaguara, Raúl Colón cuenta que no pudo trasladarse a la fabrica de madera en la que labora, a causa de las fuertes precipitaciones.

«No perdimos enseres pero hemos perdido el día de trabajo. Ha llovido mucho. Cuando llegué en la madrugada a trabajar todo venía bajando, piedras, container, barro», indicó a Efecto Cocuyo

Entre los kilómetros 2 y 3 de La Yaguara está la zona con mayor afectación, cerca de la comunidad San Rafael, donde se salió parcialmente la quebrada y varias entradas residenciales se llenaron de lodo y escombros. El barro generó un tapón en la vía principal y cerró el paso vehicular.

Hasta el momento no se registran víctimas ni hay una cuenta oficial de cuántas familias resultaron afectadas por la tormenta. 

The post «Cuando llegué todo venía bajando: piedras y barro», cuentan los afectados por las lluvias en Catia y La Yaguara appeared first on Efecto Cocuyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.