Te cuento a Carabobo: Con aguas del río Cabriales bautizaron a Venezuela

La patria Venezolana
la bautizaron un día
con aguas del río Cabriales
cause de alma bravía

Esas aguas que despiertan
arriba en el Pico Hilaria
en el Parque San Esteban
y bajan como plegaria

Ese Cabriales amigo
de conucos, de las aves
del guerrero Guacamayo
petroglifos y rituales

Ese que ahí en sus riberas
dio descanso al mastodonte
y regó con elegancia
su alborada y sus montes

Aquel Cabriales que vio
llegar al conquistador
temores y confusiones
pero altivo su vigor

Y fue entonces escuchó
que su hermosa providencia
comenzaron a llamarla
con el nombre de Valencia

Ese Cabriales testigo
de la primera batalla
aquel veintiocho de mayo
donde Bolívar triunfara

De un Cabriales que en silencio
vio morir con gran dolor
muchos hijos valencianos
por el Boves represor

Un Cabriales de esperanza
que animó en su valentía,
mientras que la Zabaleta
agua a todos proveía

Un Cabriales libertario
cuando por segunda vez
Carabobo grito ¡Gloria!
Desbordado en su altivez

Cabriales de la Cosiata
Miguel Peña y Peñalver
al frente el Catire Páez
otra historia que leer

Un Cabriales divertido
donde iba la familia
travesuras, los amigos
garzas blancas, clavellinas

Lavanderas del Cabriales
montaban un nacimiento
<Niño Jesús del Cabriales>
con aguinaldos risueños

Un Cabriales de mil cuentos
con aquel zambullidor
Puente Morillo, tranvías,
uno que otro pescador

Ese Cabriales Artista
De Mujica y Michelena
Arvelo, Castillo, Vigas
Salazar y Zabaleta

El Cabriales de las flores
conque adornan a la virgen
Madre Perpetua Socorro
desde su altar lo bendice

Ese Cabriales que a diario
recibe muchos abrazos,
quebradas como el Añil
aguas del Guataparo

En tiempos de la colonia
era el río de la ciudad
asustaba, si crecía
por su gran ferocidad

Luego pasado algún tiempo
río Valencia se llamó
primero lo dijo Humboldt
Codazzi lo confirmó

Cabriales ¿Ese tú nombre
dime de dónde salió?
¡Porqué eras sitio de cabras!
Pocaterra describió

En ese hermoso discurso
para el cuatricentenario
de la ciudad de Valencia,
como poder olvidarlo

Aunque también se ha contado
una curiosa leyenda
mil ochocientos catorce
cuando sitiaron Valencia

Pedro Cabrales… Cabriales
a la orilla del río llegó
y un sanguinario de Boves
sin piedad lo degolló

Fue así entonces que la sangre
de aquel patriota tiñó
las aguas claras del río
y el Cabriales, ahí nació

Hoy un Cabriales vetusto
sigue escribiendo la historia
de esta Valencia, la mía
con muchas gotas de euforia

Y en cada gesta gloriosa
regálanos tu caudal
para seguir bautizando
nuestro espíritu triunfal

Tú mi Cabriales lozano
calma mi sed, mi ansiedad
trae con la brisa confianza
arrullos de libertad

Y aunque tus aguas cambiaron
no te rindas por favor
sigue atento y muy pendiente
de valencia y de su sol

Prometo que con tus aguas
los jardines regaré
de las plazas, de los parques
y de ti les contaré

Como fue que a Venezuela
con tus aguas bautizaste
y a Valencia y sus paisajes
con fervor te consagraste

Adiós Cabriales viajero
no te angusties del final
sea en el lago, en el embalse
siempre vas a regresar

Don Pío Lara

The post Te cuento a Carabobo: Con aguas del río Cabriales bautizaron a Venezuela appeared first on El Carabobeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.