Universidades rechazan cualquier intento de aplanar tablas salariales

Luego de varias semanas del anuncio presidencial acerca del nuevo salario mínimo, aún no han llegado a las universidades nacionales las instrucciones por parte del Ministerio de Educación Universitaria ni la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) para conocer cuál será la nueva escala o tabla salarial a aplicar al personal universitario.

El vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira, expresó su preocupación porque, según señaló, “el aumento del salario mínimo para los universitarios es medular, ya que constituye la parte básica de las fórmulas que abarcan todos los niveles de las tablas salariales universitarias, conformados por 5 niveles de personal obrero, 15 niveles de empleados administrativos, y 5 niveles de profesores con distintas dedicaciones”.

“El incremento anunciado tiene un efecto sistémico en este proceso –aseguró Ferreira-. Lo correcto y lo esperado en función de esas tablas, con las cuales nunca estuvimos de acuerdo pero son las que han venido funcionando en los últimos años, es que los sueldos suben 18 veces en proporción al sueldo actual. Es así como un vigilante pasaría de tener un salario base de Bs. 103 a Bs. 1.041; un oficinista de Bs. 148 a Bs. 1.172; una enfermera con 22 años de antigüedad pasaría de Bs. 174 a Bs. 2.332; y un profesor titular a dedicación exclusiva con 25 años de antigüedad, que es nuestro máximo escalafón pasaría de ganar Bs. 295 a Bs. 4.512, por ejemplo.”

Según información extraoficial, “el Ejecutivo pretendería poner techo a esta tabla. Es simplemente inadmisible, inmoral e injusto. Si es así, la medida tendrá un absoluto rechazo de todo el país universitario”, aseguró la autoridad ucista.

Agregó que aún con este aumento, el personal de las universidades nacionales sigue teniendo los salarios menos competitivos de América Latina, pero con respecto a los montos actuales, “representa una esperanza de comenzar a rescatar un salario que nos permita ir a trabajar y recuperar procesos de seguridad social que también se han desvanecido en el tiempo”.

“Ya hemos escuchado que el salario mínimo no subirá con el aumento del petro, sino que se mantendrá fijo en $30. Aun ante este aviso fuera de toda lógica, lo importante es que se cumpla con la incorporación de esa cantidad en toda la tabla antes referida, la cual producirá un impacto positivo que mejorará la moral universitaria y adicionalmente contribuirá a rescatar los procesos de presencialidad planteados como meta para este año 2022”.

El vicerrector ucista finalizó con un llamado al Ejecutivo Nacional “para que no frustre los legítimos derechos de los trabajadores universitarios y para que se normalice la situación a partir del mes de abril, dado que ya las maquetas presupuestarias de marzo fueron enviadas, y que este proceso sea efectivamente como lo han hecho los últimos años, cuando se han producido aumentos del salario mínimo de esta magnitud”.

Nota de prensa

The post Universidades rechazan cualquier intento de aplanar tablas salariales appeared first on Carabobo es Noticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.