Rusia y Ucrania negocian en Turquía, pero no logran acuerdo un día después de brutal bombardeo que dejó 3 muertos en hospital infantil

Los responsables de la diplomacia rusa y ucraniana se reunieron este jueves en Turquía, por primera vez desde el inicio de la invasión rusa hace dos semanas, un día después del terrible ataque contra un hospital pediátrico en la ciudad de Mariúpol, que dejó al menos tres muertos, entre ellos una niña. Sin embargo, no lograron un acuerdo para un alto el fuego, en su primer cara a cara tras dos semanas de ofensiva militar rusa, que sigue avanzando y llega a las puertas de Kiev.

Los ministros de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y ucraniano, Dmytro Kuleba, se reunieron en presencia de su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu, en Antalya, un balneario turco del sur del país.

“Queríamos obtener un alto el fuego de 24 horas. (El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi) Lavrov dijo que Moscú quería hablar de corredores humanitarios”, dijo el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba tras el encuentro en Antalya, al sur de Turquía.

El responsable ucraniano aseguró que Rusia pretende “continuar su agresión hasta que Ucrania capitule”.

“Escuché hoy que el alto el fuego está vinculado, por parte de Rusia, al respeto de las exigencias manifestadas por el presidente (Vladimir) Putin a Ucrania”, agregó. “Pero Ucrania no se ha rendido, no se rinde y no se rendirá”, insistió ante los periodistas.

Es también el primer viaje de Lavrov al extranjero desde que comenzó la invasión de Ucrania y se impusieron las severas sanciones internacionales contra Rusia.

Pedidos ucranianos

Kuleba explicó, en un comunicado de su ministerio, que insistirá en “tres puntos claves” durante la negociación con Rusia: “Un alto el fuego permanente, una mejora de la situación humanitaria en Mariúpol, Járkov, Sumy, Volnovaja y otras ciudades ucranianas, y una retirada de las tropas rusas del territorio de Ucrania”.

Estas cuatro ciudades están asediadas por los ataques rusos y numerosos civiles están atrapados en ellas.

Hasta ahora, las conversaciones entre Kiev y Moscú lograron treguas locales y la instauración de corredores humanitarios para evacuar civiles. Pero Rusia ha sido acusada de no haber respetado estos acuerdos.

La reunión de Turquía ilustra los esfuerzos del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, cuyo país es miembro de la OTAN, para convertirse en mediador en esta crisis.

“Trabajamos para que esta crisis no se convierta en una tragedia”, declaró Erdogan el miércoles.

Rusia pedirá informaciones a su ejército

El encuentro de Turquía se produce un día después del bombardeo contra un hospital infantil de Mariúpol, en el sureste del país, un puerto estratégico en el mar de Azov que está asediado por Rusia.

Al menos tres personas, entre ellas una niña, perecieron en el ataque, según el último balance de las autoridades municipales comunicado el jueves.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que calificó el bombardeo de “crimen de guerra”, publicó videos que mostraban la destrucción del lugar.

Las imágenes provocaron la repulsa mundial. La Casa Blanca denunció un uso “salvaje” de la fuerza y el primer ministro británico, Boris Johnson, calificó el ataque de “inmoral”.

El bombardeo se produjo cuando había mujeres dando a luz en el hospital, indicó a la AFP un responsable de la administración militar de la región de Donetsk.

Este jueves, el Kremlin dijo que pedirá informaciones al ejército sobre este ataque.

Más de 1.200 personas han muerto en Mariúpol desde que comenzó el asedio militar ruso hace nueve días, según cifras municipales.

UE califica de ‘odioso crimen de guerra’ el bombardeo ruso a hospital pediátrico en Ucrania

El miércoles, en su último balance oficial, la ONU estimó que 516 civiles murieron y 800 resultaron heridos en Ucrania desde el inicio de la invasión, que provocó también la salida forzada del país de más de dos millones de personas.

Rodear Kiev

En las últimas horas y según el Estado Mayor ucraniano, las fuerzas rusas siguen avanzando para “rodear Kiev”, atacando también en otros frentes, como las ciudades de Izium, Petrovske, Sumy, Ojtyrka y la región del Donetsk.

Al noreste de la capital, se elevaban importantes columnas de humo este jueves por la mañana, según periodistas de la AFP.

Corredores humanitarios se abrieron de nuevo este jueves por la mañana para permitir la evacuación de civiles en zonas muy afectadas por los combates, donde civiles llevan días escondidos en sótanos y refugios improvisados.

El miércoles, al menos 35.000 civiles fueron evacuados de Sumy, Enerhodar y zonas cercanas a Kiev, según cifras comunicadas por Zelenski. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.