OMS y Unicef condenan presunto bombardeo ruso a hospital pediátrico en Mariúpol (Ucrania)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) condenó el aparente ataque que se produjo hoy contra un hospital infantil en la localidad ucraniana de Mariúpol (sureste del país), una de las que ha sufrido mayor asedio de las fuerzas rusas desde que empezó la guerra.

“Estamos al tanto de los inquietantes reportes de un ataque a una maternidad en Mariúpol. La OMS condena sin equívocos todo acto de violencia contra instalaciones sanitarias y sus pacientes”, señaló el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, a través de Twitter.

Reiteró su llamamiento en favor de una resolución pacífica de este conflicto.

Rusia y Ucrania: el duro relato de la familia de un policía ucraniano que denuncia que soldados rusos mataron a su mujer y sus hijos

Las autoridades de Kiev han acusado a Rusia del ataque contra el establecimiento sanitario y han señalado que al menos 17 personas han resultado heridas.

El presidente de Ucrania, Volodomyr Selensky, denunció que el ataque había dejado niños y mujeres de parto bajo los escombros de los edificios destruidos.

Unicef se declaró horrorizada por el hecho

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, se declaró este miércoles “horrorizada” por el supuesto ataque contra un hospital infantil en la ciudad ucraniana de Mariúpol, que las autoridades de Kiev atribuyen a Rusia y que habría dejado al menos 17 heridos.

Russell destacó en un comunicado las informaciones que apuntan a que el ataque dejó a niños y mujeres de parto bajo los escombros de edificios destruidos”.

Ucrania denuncia bombardeo ruso a hospital pediátrico que deja al menos 17 heridos

“Todavía no conocemos el número de víctimas, pero nos tememos lo peor”, dijo la principal responsable de la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

“Este ataque, si se confirma, subraya el horrible precio que esta guerra se está cobrando entre los niños y las familias de Ucrania. En menos de dos semanas, al menos 37 niños han sido asesinados y 50 heridos, mientras que más de un millón de niños han huido de Ucrania a países vecinos”, apuntó.

Las autoridades ucranianas han dicho que el ataque dejó al menos 17 heridos y causó enormes daños en la instalación.

Russell recalcó que los ataques contra población e infraestructuras civiles son “inconcebibles y deben cesar inmediatamente”.

El presidente de Ucrania ha sobrevivido a “más de una docena de intentos de asesinato”, espías dobles filtraron la información

Además, reiteró el llamamiento de Unicef a un alto el fuego inmediato y exigió a todas las partes del conflicto que cumplan con su obligación de proteger a los menores y garantizar que las organizaciones humanitarias pueden prestarles asistencia.

Preguntado sobre el ataque contra el hospital infantil, el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric dijo a los periodistas que la organización estaba al corriente de las informaciones y tratando de verificarlas.

Como principio, Dujarric recordó que hospitales y otras instalaciones o servicios de salud no pueden nunca ser objetivos militares, tal y como establecen las normas humanitarias internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.