Gobierno interino pasa a ser un actor irrelevante tras contacto Biden-Maduro, opinan politólogos

El reciente acercamiento entre Estados Unidos y Nicolás Maduro convierte al gobierno interino de Juan Guaidó en un actor irrelevante, en opinión del politólogo Ricardo Sucre.

La administración de Joe Biden estaría interesada en encontrar alternativas para suplir la escasez de petróleo ruso que provocarán las sanciones impuestas por la invasión a Ucrania y evalúan si Venezuela puede ser útil para ello. En medio de este conflicto, la presidencia encargada queda relegada, ya que Maduro es quien tiene el control real del territorio nacional.

“El interinato y toda la oposición no son actores relevantes, al menos en esta etapa inicial. La oposición no tiene fuerza para terciar estas conversaciones porque lo que hace no tiene impacto en la vida del país. Estados Unidos observa que Guaidó ya no tiene la exclusividad de la interlocución como la tenía en otro momento”, expresa.

El politólogo Carlos Romero es más tajante al afirmar que el gobierno de Guaidó “queda en la cuerda floja” tras el acercamiento de Estados Unidos con el régimen de Maduro. “Luego de la invasión de los rusos a Ucrania, el pragmatismo se está imponiendo en la política exterior y da lugar a este movimiento por parte de Estados Unidos que deja muy mal parado al gobierno interino”, opina.

No obstante, advierte que este primer contacto no supone un cambio radical en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Venezuela.

Petróleo venezolano

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, admitió que uno de los temas que tocaron en la reunión que sostuvieron con funcionarios del chavismo fue el “interés de mantener un suministro constante de energía”, considerando que el tercer mayor productor de petróleo del mundo, que es Rusia, está sancionado por Estados Unidos y la Unión Europea.

Al mismo tiempo, la Cámara Petrolera de Venezuela respondió a la BBC que puede aumentar su producción de petróleo en 400.000 barriles por día “para ayudar a reemplazar el petróleo ruso”.

No obstante, el Director del Programa Latinoamericano de Energía del Instituto Baker de Políticas Públicas, Francisco Monaldi, explica que en el corto plazo Venezuela no tendría ningún impacto en el mercado mundial porque solo puede producir 800.000 barriles diarios y lo máximo que podría agregar, en los próximos seis meses, serían 100.000 o 200.000 barriles más.

Sin embargo, el profesor señala que el crudo venezolano podría compensar el medio millón de barriles que exportaba Rusia a EEUU, y a largo plazo, si el conflicto Rusia-Ucrania se prolonga por más de un año, Estados Unidos podría ver como atractivo la producción de las reservas venezolanas.

En entrevista para el diario Clarín de Argentina, Monaldi se refiere a otro incentivo que tendría el gobierno de Maduro para negociar con EEUU: “Maduro exporta casi todo su petróleo a China y cuando a los rusos se le cierren los mercados de Occidente tendrán que buscar el segundo mercado más grande que ellos tienen que es China. Básicamente se van a poner a competir cabeza a cabeza con Maduro y es importante remarcar que Rusia tiene un petróleo con menos costos de transporte y mejor calidad. Maduro debe estar pensando en las consecuencias que esta situación puede tener para el mecanismo que le ha permitido en este momento generar sus ingresos”.

Amenaza en el hemisferio

El politólogo Ricardo Sucre considera que Biden también busca contrarrestar la alianza Rusia-Venezuela: “Es lógico que si Estados Unidos busca estrechar relaciones con Europa frente a la invasión rusa en Ucrania, también intente establecer una unidad en su hemisferio y esto pasa por Venezuela”.

“EEUU evalúa que Venezuela es un país que está cerca y que puede ser estratégico a lo mejor no para producir petróleo en este momento, pero sí en dos o tres años”, agrega.

El profesor considera poco probable que el gobierno de Biden levante las sanciones contra Maduro, pero sí es posible que otorgue algunas concesiones como licencias para transnacionales petroleras.

“A Estados Unidos le interesa que no haya una alianza militar con Rusia ni en el caso venezolano, ni en el nicaragüense ni en el cubano. Es un límite que no va a tolerar”, apunta Carlos Romero.

Sobre el efecto que el acercamiento Biden-Maduro puede tener en la reactivación de la mesa de negociación que se instaló en México, el politólogo responde: “No lo veo muy claro ni muy cerca, esto va a depender de los acontecimientos mundiales”.

“Si el proceso de negociación incluye a nuevos factores políticos, más allá del G4, como Fuerza Vecinal, la Alianza del Lápiz o la Alternativa Democrática, indudablemente la representación de Guaidó se va a disminuir. Es momento que la oposición revise la propuesta del gobierno interino porque se está diluyendo”, concluye.

The post Gobierno interino pasa a ser un actor irrelevante tras contacto Biden-Maduro, opinan politólogos appeared first on Efecto Cocuyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.