Dos senadores de Estados Unidos critican contactos de administración de Biden con Nicolás Maduro

Dos influyentes senadores de Estados Unidos, uno demócrata y otro republicano, criticaron el martes los contactos de la administración del presidente Joe Biden con el gobierno del “dictador” Nicolás Maduro en Venezuela, oponiéndose firmemente a reanudar la importación estadounidense de petróleo venezolano.

El demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y el republicano Marco Rubio, vicepresidente del Comité Selecto de Inteligencia del Senado, manifestaron su desacuerdo tras conocerse el viaje de altos funcionarios de Biden a Venezuela el fin de semana, en medio de inquietudes por la disparada del precio del petróleo por la invasión rusa a Ucrania.

Biden anunció el martes un embargo a la importación de petróleo y gas rusos, intensificando las sanciones al gobierno de Vladimir Putin tras el inicio de la ofensiva contra Kiev. Pero según Menéndez y Rubio, esto no justifica volver a comprar crudo a Venezuela.

Estados Unidos impuso un embargo al petróleo venezolano en 2019, tras desconocer la reelección de Maduro en cuestionados comicios.

“Entiendo las consecuencias económicas que el presidente está tratando de evitar para el pueblo estadounidense. Comparto esa preocupación. Pero hay lugares como México, los Emiratos Árabes Unidos, Canadá, así como la producción nacional que ya ha sido autorizada, que deberían poder derivar las consecuencias de la pérdida de petróleo ruso”, declaró Menéndez a la cadena MSNBC.

“No hay que acudir a un dictador”, añadió, recordando que Biden prorrogó el jueves el decreto que señala a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional de Estados Unidos, base de las sanciones a Caracas.

En un comunicado la noche del lunes, Menéndez consideró a Maduro “un cáncer” para la región de las Américas, y se opuso “clara y rotundamente” a toda iniciativa “que llene los bolsillos de los oligarcas del régimen de Maduro con dinero del sector petrolero”.

“Las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano, al igual que la determinación y el coraje del pueblo de Ucrania, valen mucho más que unos pocos miles de barriles de petróleo”, dijo, y subrayó que Maduro está siendo investigado por crímenes de lesa humanidad.

Rubio, uno de los arquitectos de la política de máxima presión a Caracas por parte de la anterior administración de Donald Trump, volvió a arremeter el martes contra el gobierno de Biden, tras rechazar el fin de semana cambiar el petróleo de “un dictador asesino con petróleo de otro dictador asesino”.

Estados Unidos no necesita una sola gota de petróleo de #Maduro, podemos producir más que suficiente aquí si Biden lo permitiera #Venezuela pic.twitter.com/O1BWCeiqYd

— Marco Rubio (@marcorubio) March 8, 2022

“A este país no le hace falta ni una gota del petróleo de Nicolás Maduro. Ni una gota”, dijo Rubio en un video publicado en su cuenta en Twitter.

“Importamos de Rusia 200.000 barriles al día. Nosotros fácilmente podemos producir eso en este país, sin tener que darle dinero que va a ir directo (al) bolsillo” de Maduro, apuntó.

Rubio denunció a los “izquierdistas” que según él rodean a Biden, y deploró que se haya “abandonado y traicionado” a quienes luchan por la libertad de Venezuela. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.