Jóvenes captados por la guerrilla: La paga es buena, pero la experiencia puede ser aterradora

Jóvenes captados por la guerrilla: La paga es buena, pero la experiencia puede ser aterradora

Las aldeas de los municipios Antonio Rómulo Costa y Seboruco del estado Táchira fueron invadidas por la guerrilla colombiana, específicamente por el Ejército de Liberación Nacional (ELN). No solo se fueron posicionando desde hace unos años, tomando impulso desde la instalación del Protectorado, la figura ilegal que Nicolás Maduro inventó para darle cargo a Freddy Alirio Bernal Rosales, sino que ahora invaden fincas, expulsan a productores de la zona, ocupan sus tierras y captan a jóvenes para entrenarlos.

En los municipios de la zona norte del Táchira se sabe que a los muchachos reclutados por la guerrilla para entrenarlos, les pagan. Alexander, un joven tachirense le contó a Infobae que “es cierto, la paga es buena, pero la experiencia puede también ser aterradora. Apenas uno llega al campamento le mencionan con nombre y apellidos a nuestros padres, hermanos, hijos, novia, según sea el caso e inmediatamente advierten que deben mantener silencio de todo lo que vean, hagan u oigan en el campamento. Al más guapo le da miedo pensar que hasta tus viejos están en peligro por algo que uno diga o haga”.

“Para el entrenamiento se fija una acción, que consiste en que unos cinco hombres bien armados, toman una finca por 8 o 10 días. No maltratan a los propietarios, pero sí los obligan a colaborar para que les den toda información posible, aún la más mínima, sobre el sector, vías de acceso, propiedades de los dueños de las otras fincas, la ubicación y todo detalle que consideren relevante”, finaliza diciendo Alexander.

Está instalada la guerrilla en muchos municipios. Michelena, Rómulo Costa (Las Mesas), Seboruco y José María Vargas (El Cobre) son límites con el páramo; lugares donde se ha estado consolidando el ELN. Lugares como La Cúspide, está tomada por la guerrilla.
Con el tiempo han pasado de ser vistos como enemigos, como grupo injerencistas en la vida de esos pueblos a ser tratados con respeto por la comunidad, porque mientras el Gobierno venezolano descuidó todo lo relacionado a la seguridad, la guerrilla se encargó de controlar las bandas de delincuentes y azotes de barrios.

La guerrilla es ley

Bernal Rosales llegó al Táchira enviado como protector, para usurpar varios de los poderes de la entonces gobernadora Laidy Yorveys Gómez Flórez. El policía tomó papel activo en la Operación Manos de Papel, que significó una aparente acción contra quienes comerciaban con el papel moneda venezolano. De la mano de las sanguinarias Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y con operativos que despojaron a muchos de sus bienes, se abrió paso a la gobernación con presión, amenazas y también dádivas.

La política está más cerca de la guerrilla de lo que algunos llegaron a suponer alguna vez. En las elecciones regionales y municipales del pasado 21 de noviembre 2021, la guerrilla apoyó a la candidata a la alcaldía del municipio Michelena, Yeisa Llamer Contreras Sánchez de Arellano, quien no resultó ganadora, pero obtuvo casi 700 votos postulada por el Partido Comunista de Venezuela (PCV), fuera de la línea del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). “Ella es una trabajadora por la comunidad, luchadora social a quien en el campo quieren, porque hace trabajos por la comunidad, como pavimento rígido y otras cosas”.

Otros sitios tomados por los irregulares están en Lobatera, específicamente en la Casa del Padre, El Bolón, Algaraveca, Boca de Monte, Los Loros y Las Minas, además Las Pilas del municipio Ayacucho. En Las Minas el ELN cobra vacuna o extorsión a los mineros, así como a aquellos que hacen bloques o ladrillos. “Nos cobran un impuesto, según la cantidad de camiones y de producción que uno tenga”, le dice a Infobae un minero de Lobatera.

Lea la nota completa en Infobae

The post Jóvenes captados por la guerrilla: La paga es buena, pero la experiencia puede ser aterradora appeared first on El Carabobeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.